CURSO SOBRE LA REGLA DE SAN BENITO | SURCO

CURSO SOBRE LA REGLA DE SAN BENITO

 

 

Crónica del Curso sobre la RB
 
Entre los días 25 y 29 de octubre un grupo de monjes y monjas de nuestras Comunidades del Cono Sur –también Oblatos del Movimiento Apostólico Manquehue- recorrimos juntos parte del camino monástico. Fueron días intensos, muy ricos en lo que toca a nuestra formación y también en la convivencia fraterna.
 
Los Abades Enrique Contreras y Fernando Rivas nos situaron en medio de la Tradición viva de la Iglesia: Nos encontramos con una ventana abierta hacia el pasado y una atractiva puerta por abrir al futuro. 
 
El Encuentro se realizó en el Monasterio de la Santísima Trinidad de Las Condes, convocado por su Abad Benito Rodríguez, a la vez Presidente de SURCO.
 
Desde el primer día la mayoría de los participantes, pudimos celebrar juntos la Eucaristía y así comenzar cada jornada presidida por su celebración y jalonada por el Oficio Divino.
 
 
Éramos 30 participantes, más la propia Comunidad anfitriona que asistía según sus posibilidades. La acogida y atención en todos los ámbitos fue cálida, sencilla y a la vez llena de detalles. La Liturgia bien preparada, el recogimiento en lugares de silencio, la sobria variedad en el refectorio, las flores y detalles de las habitaciones etc. Todo esto era signo del amor con que estaba preparado y reflejo de una Comunidad viva que recibía al mismo Cristo.
 
800
 
El Curso consistió en dos partes: a) Metodología para una lectura de la RB, b) La Schola Divini servitii. El sentido del Oficio Divino y la Consagración del monje.
 
Por las mañanas el P. Enrique con la claridad y capacidad de síntesis que lo caracteriza, nos presentó la necesidad de una buena bibliografía y su importancia en el método de estudio, para ampliar y profundizar en la lectura y comprensión de la RB.
 
A media mañana nos esperaba un rico café donde aprovechábamos de conocernos, comentar, compartir y re-encontrarnos; eran momentos donde se formaba una gozosa comunión fraterna. 
 
A continuación nos reuníamos en pequeños grupos o de forma individual, para leer algunos textos que al día siguiente poníamos en común.
 
Por la tarde, el P. Fernando comenzó con una presentación del Monasterio como “Escuela” y nos fue interiorizando en la Paideia de la escuela pagana y monástica. Centrando su reflexión en la relación filial de Cristo al Padre, y su interpretación a lo largo de la RB. La segunda parte de su exposición fue en relación al Oficio Divino y consagración del monje transmitiéndonos con mucha fuerza el sentido de los salmos y la vivencia totalizante de la oración continua.
 
 
A medida que fue avanzando el Curso se vio la necesidad de trabajar en un Comentario propio a la RB, ya que los que existen están en otros idiomas, y en vez de hacer una traducción nos decidimos a trabajarlo, quedando como una tarea pendiente guiada por los mismos Abades Enrique y Fernando.
 
El jueves hicimos un paréntesis que nos llevó desde las raíces monásticas a las raíces de nuestra Patria. Con ocasión del Bicentenario visitamos La Moneda –Casa de Gobierno- y una exposición del Oro y la Plata de la cultura indígena latinoamericana. Culminamos con el canto de las Vísperas, en la Catedral, presidida por el Cardenal Arzobispo de Santiago, Francisco Javier Errázuriz, que nos habló de manera entrañable. De regreso al Monasterio llovía, el clima había cambiado notablemente. En la amanecida del día siguiente nos encontramos con un espectáculo precioso, de una belleza única: ¡había nevado! Fue sobrecogedor, un regalo de Dios…. Experiencia que resume la vivencia de todo el Curso. 
 
 
Es probable que me salga del estilo de una crónica tradicional, pero no puedo evitar agradecer a los Abades Enrique y Fernando en nombre de todos los que participamos, la generosa y valiosa transmisión humana y monástica que nos han legado y, por supuesto, a la Comunidad hermana que nos acogió. Esperamos poder transmitirlo fielmente a nuestras Comunidades y hacerlo parte de la tradición viviente de la Iglesia.
 
Hna. Paulina Cruz, osb
Monasterio Nuestra Señora de la Asunción
Mendoza de Rengo, Chile