DÉCIMO QUINTA ASAMBLEA GENERAL DE SURCO

Este número de Cuadernos Monásticos llega al lector de la mano de su nueva Directora, la Madre María Isabel Guiroy, osb, priora del Monasterio Nuestra Señora del Paraná, Entre Ríos, Argentina, y gran colaboradora de tantos años en la Revista.

 
 
Ocurre que desde el 29 de abril al 1° de mayo de este año, en al Abadía de “Gaudium Mariae”, en Córdoba, tuvo lugar la XV Asamblea General de la Conferencia de Comunidades Monásticas del Cono Sur (SURCO), donde como es habitual se revisó la marcha de la Conferencia, se renovaron autoridades y se elaboraron planes para el futuro. Allí el Abad Enrique Contreras, osb, nos expresó su deseo de dejar la Dirección de Cuadernos Monásticos debido a las necesidades de su servicio abacial.
 
Como unánimemente le expresamos los asambleístas, es grande y profunda nuestra gratitud para con él. Cuadernos Monásticos contó con su generosa e inteligente colaboración casi desde la primera hora y lo tuvo de Director desde 1994, es decir, casi los últimos diez años en que nuestra publicación sin dejar de ser lo que es, se renovó profundamente.
 
Nos decía el Abad Enrique, que Cuadernos Monásticos es una revista que tiene fisonomía propia, clara y definida, que es posible resumir en la fórmula: una publicación de espiritualidad monástica cristiana, no excluyente. Creo que la afirmación es verdadera: afirma lo monástico en su esencia cristiana; pero es abierta y dialogal con el mundo plural que nos toca vivir, en el cual la vida monástica se alimenta y enriquece, pero también tiene una palabra que decir.
 
 
Si nos fijamos en los contenidos y en la modalidad de los Cuadernos de estos últimos nueve años, fácilmente advertiremos el empeño del Director y su Equipo en una triple dirección: el cultivo de los temas significativos de la vida y espiritualidad monástica, la apertura hacia nuevos temas e intereses de los sectores en los que también el seguimiento de Cristo que hacemos los monjes y las monjas hoy queda implicado, y una muy completa renovación de la presentación y confección de la Revista. La formación, la actualización y la reflexión mediante una presentación recientemente “adornada” -como la llamó el abad Enrique- fue el empeño en cada número. Su incipiente presentación en disquetes y en Internet próximamente quedará completado en un querido proyecto del Abad Enrique: poder disponerla como colección completa en CD. ¡Gracias Enrique!
 
Con la M. María Isabel y su renovado Equipo, Cuadernos Monásticos queda en buenas manos. La nueva Directora conoce a fondo el trabajo y cuenta con una también experimentada colaboración. Le agradecemos desde ya a ella y a su querida Comunidad de Paraná el esfuerzo que implica, sabiendo que el empeño en el servicio mutuo complace a Dios y bendice a la Iglesia.
 
No podría terminar esta nota sin hacer memoria agradecida de Cuadernos Monásticos a la Madre Abadesa Cándida María Cymbalista, osb, quien fue su Directora los diez y seis años fecundos pero difíciles del post-concilio, durante los cuales ella supo imprimirle mucho del espíritu y de lo que es hoy la Revista, y a quien el Señor llamó recientemente junto a Sí. Nuestra oración y nuestro afecto la acompañan como así también a su comunidad del “Gozo de María”.
 
 
P. Eduardo Gowland, ocso
Presidente de SURCO
Editorial de Cuadernos Monásticos, n. 146 (2003), pp. 289-290