El monje es un peregrino | SURCO


El monje es un peregrino

Pasar de una autoconciencia de héroes a otra de mendigos no es nada fácil, o dicho de otro modo: puede ser extremadamente doloroso darse cuenta de que no somos nosotros los que hemos dejado el mundo, sino que el mundo se ha desentendido de nosotros…

Para poder acceder a este contenido debe tener una suscripción a la edición Online de Cuadernos Monásticos.

Suscríbase o inicie sesión si ya tiene una suscripción