El libro de los ancianos. Colección sistemática griega de las sentencias de los Padres y las Madres del desierto. Capítulo decimonoveno



El libro de los ancianos. Colección sistemática griega de las sentencias de los Padres y las Madres del desierto. Capítulo decimonoveno

El anciano hizo oración y me dijo: “Bebe del agua del mar”. El agua se endulzó y bebí. Pero yo saqué un poco más en un recipiente, por si tenía nuevamente sed. Y viéndolo el anciano me dijo: “Dios está aquí, y Dios está en todos lados”.

Para poder acceder a este contenido debe tener una suscripción a la edición Online de Cuadernos Monásticos.

Suscríbase o inicie sesión si ya tiene una suscripción