El Santo y Gran Concilio de la Iglesia Ortodoxa

En el curso de la segunda mitad del s. XX, cada vez se hacía más evidente que las distintas Iglesias ortodoxas sentían la necesidad de explorar juntas su manera de responder a las cuestiones urgentes con las que todas se enfrentaban.

Para poder acceder a este contenido debe tener una suscripción a la edición Online de Cuadernos Monásticos.

Suscríbase o inicie sesión si ya tiene una suscripción