Inicio » Content » INTRODUCCIÓN A LA LECTURA DE LOS TEXTOS DEL MONACATO CRISTIANO PRIMITIVO (siglos IV-VI) [84]

6.4. Juan Casiano (+ 435)

Obras de Juan Casiano

Las dos obras principales de Casiano (Instituciones y Colaciones) forman, de hecho, como las dos partes de un mismo discurso, la primera preferentemente dirigida al hombre exterior y la segunda al hombre interior, pero en ambas los temas de fondo son los mismos: el monacato, sus costumbres y sus modelos inspiradores.

 

De Institutis Coenobiorum et de octo principalium vitiorum remediis libri XII (Instituciones)

Fueron escritas por sugerencia de Cástor, obispo de Apt, a quien las dedicó. La fecha puede situarse entre 420 y 425.

En realidad, de los doce libros que las componen, solo los cuatro primeros están dedicados a las instituciones de los cenobitas. En esta parte Casiano va de lo exterior a lo interior. Trata del hábito monástico (1º), las vigilias nocturnas en Egipto (2º), la oración diurna según se acostumbraba en Palestina y Mesopotamia (3º), y de la formación para la vida común (4º).

Los libros 5º al 12º, se centran en los ocho vicios principales contra los que el monje, que aspira a la pureza de corazón, debe luchar. En cuanto al catálogo de vicios, es el mismo de Evagrio Póntico. En esta parte de las Instituciones es manifiesta la intención de Casiano de ofrecer una introducción a «la doctrina interior» que expondrá con más detalle en las Colaciones. Los vicios de los que trata son: gula o gastrimargia (5º), lujuria (6º), avaricia o philargyria (7º), ira (8º), abatimiento o tristeza (9º), acedia (10º), vanagloria o kenodoxia (11º) y orgullo (12º).

El texto latino de las Instituciones fue editado por M. Petschenig en 1888 (CSEL 17); edición actualizada en 2004 en la misma colección. Por su parte, el P. Guy publicó su edición en la colección Sources Chrétiennes (= SCh), Paris, Les Éditions du Cerf, 1965, vol. 109, con sucesivas reimpresiones en 2001 y 2011. León M. y Próspero M. Sansegundo publicaron una traducción a nuestra lengua en 1957 (Juan Casiano. Instituciones, Madrid, Eds. Rialp, 1957 [Neblí, Clásicos de espiritualidad, 15]). En el año 2000, se ofreció una nueva traducción de esta obra (Juan Casiano. Instituciones Cenobíticas, Zamora, Eds. ECUAM-Monte Casino).

 

Conlationes Patrum XXIV (Colaciones o Conferencias Espirituales)

Las Conferencias Espirituales o Colaciones fueron escritas como la continuación y el complemento de las Instituciones, y se componen de tres escritos diferentes, dirigidos a distintas personas. Son la obra maestra de Casiano, y se presentan en número de veinticuatro (inspirándose en los veinticuatro ancianos del Apocalipsis) como un homenaje al Cordero del Apocalipsis. Su influencia en el monacato occidental fue notable.

El primer escrito recoge diez Conferencias (1-10); fue redactado a pedido de Cástor, pero debido a su muerte, fue dedicado a Leoncio, obispo de Fréjus y hermano de Cástor, y al ermitaño Eladio (o Heladio), que moraba en la isla de Lérins.

En el prefacio se aclara que las Inst tratan del aspecto exterior y visible de la vida de los monjes, corresponden a la situación de Jacob, antes de la lucha con el ángel (Gn 27,36), en tanto que las Conf están dirigidas al hombre interior, a sus disposiciones, que son invisibles a la mirada; corresponden a Israel, nombre que el patriarca recibió luego de la lucha con el ángel (Gn 32,29).

Los temas abordados en estas Conf son:

 

Conf 1: scopos y telos (objetivo y fin de la vida monástica);

Conf. 2: el discernimiento (discretio);

Conf 3: la renuncia;

Conf 4: carne – espíritu;

Conf 5: los ochos vicios principales;

Conf 6: la muerte de los santos;

Conf 7: movilidad del alma y sobre los espíritus malvados;

Conf 8: los principados;

Conf 9-10: sobre la oración.

Las Conferencias de la segunda parte (11-17) están dirigidas a Honorato y a Euquerio de Lérins. Y hacen referencia al comienzo de la estancia de Casiano en Egipto. En ellas se tratan los siguientes temas:

Conf 11: la perfección;

Conf 12: la castidad;

Conf 13: sobre la gracia y la libertad;

Conf 14: el conocimiento espiritual;

Conf 15: los dones divinos;

Conf 16: la amistad;

Conf 17: naturaleza de las decisiones; el valor de las promesas y su cumplimiento.

La tercera serie (18-24) fue dedicada a cuatro monjes del cenobio de Lérins: Joviniano, Minervio, Leoncio y Teodoro. Las tres primeras (18-20) tienen a Diolcos como escenario. Las últimas cuatro (21-24) nos envían a Panéphysis, aunque pertenecen más bien al período de Escete. Estas Conf abordan las siguientes cuestiones:

Conf 18: sobre los géneros de monjes;

Conf 19: el cenobita y del ermitaño;

Conf 20: la penitencia y la reparación;

Conf 21: el reposo de Pentecostés;

Conf 22: los engaños nocturnos;

Conf 23: permanecer sin pecado;

Conf 24: la mortificación.

Esta obra se puede colocar entre los años 425-430, como fecha más tardía.

El texto latino ha sido editado por M. Petschenig en CSEL 13 (1886), actualizado en 2004 en la misma colección; y también por E. Pichéry en SCh 42 (1955; reimpresión, ed. revisada y corregida: SCh 42bis, 2008), 54 (1958; reimpresión también revisada y corregida en 2009) y 64 (1956; reimpresión: 2006). Existe traducción castellana de L. M. y P. M. Sansegundo, Juan Casiano. Colaciones I y II, Madrid, Eds. Rialp, 1958 y 1962 (Neblí, Clásicos de espiritualidad, 19-20; el vol. I abarca las Conf. 1-10; el vol. II las Conf. 11-24). En esta versión se han omitido las Conferencias 13 y 22.

 

De Incarnatione Domine contra Nestorium libri VII (Sobre la Encarnación del Señor contra Nestorio)

Casiano compuso los siete libros de este tratado a petición de León, archidiácono de la Iglesia de Roma, entre fines de 429 e inicios de 430. Se proponía combatir la herejía de Nestorio, que consideraba en cierto modo relacionada con el pelagianismo y, para ello, aduce pruebas de otros escritores eclesiásticos: Hilario, Ambrosio, Agustín, Jerónimo, Rufino, Atanasio, Gregorio de Nacianzo y Juan Crisóstomo.

Defiende la unión de las dos naturalezas en la unidad de una misma sustancia, una misma persona, y llama a María Theotókos.

El texto latino de esta obra ha sido editado por M. Petschenig en el CSEL, vol. n° 17, Viena, 1888, pp. 233-391 (re-editado en 2004 en la misma colección). No conozco ninguna traducción castellana de esta obra[1].

 


[1] Ver L. Dattrino, Giovanni Cassiano. L’incarnazione del Signore (introducción, trad. italiana y notas), Roma, Ed. Città Nuova, 1991 (Collana di Testi Patristici, 94); y M.-A. Vannier, Jean-Cassien a-t-il fait oeuvre de théologien dans le “De Incarnatione Domini”?, en Revue des sciences religieuses 66 (1992), pp. 119-131. Y la traducción de la misma Autora: Traité de l'incarnation: contre Nestorius, Paris, Cerf, 2000 (Col. Sagesses chrétiennes).