CARTA POSTULATORIA DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL CHILENA

 

Conferencia episcopal

C h i l e

Presidente

 

Santiago de Chile, 24 de agosto de 2015

Ref. CECh Nº 105/2015

 

A Su Santidad Papa Francisco

Ciudad del Vaticano

 

Querido Santo Padre,

Me es grato expresarle el apoyo del Comité Permanente de la Conferencia Episcopal, así como la adhesión de los demás obispos de la CECh a la petición de declarar a santa Gertrudis de Helfta como doctora de la Iglesia. Esta causa ha nacido por iniciativa de las Órdenes monásticas Trapense, Benedictina y Cisterciense. Actualmente cuenta con el apoyo de varios episcopados latinoamericanos y encuentra plena consonancia eclesial con el signo de la misericordia, bajo el cual Vuestra Santidad ha querido orientar su pontificado, convocando a un Jubileo extraordinario.

Santa Gertrudis es la primera de las místicas relacionadas con la revelación de la misericordia divina; sus escritos influyeron directa o indirectamente en las místicas posteriores vinculadas al Sagrado Corazón de Jesús o a la misericordia. La formación del culto al Sagrado Corazón tal como lo conocemos hoy, estuvo ligada a la figura inspiradora de santa Gertrudis, que ejerció su influencia en santa Margarita María de Alacoque y en otros santos y santas del siglo XVII francés, que supieron traducir sus enseñanzas, para su tiempo y su cultura. El año próximo se cumplirán los 160 años de la institución de la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, de la cual se considera a santa Gertrudis como precursora.

El arraigo de santa Gertrudis en la tradición bíblica, litúrgica y patrística, le permite elaborar una doctrina espiritual equilibrada y luminosa, además de sostener una visión serena y optimista de la acción de la gracia divina en el ser humano, que resultan muy oportunas para el contexto cultural actual, marcado por el desaliento y la falta de sentido; por las desconfianzas y la anticultura de la muerte y del descarte.

A la luz del acontecimiento de Aparecida para nuestra Iglesia en América Latina y El Caribe, estamos convencidos que debemos ofrecer a nuestro pueblo la riqueza de la contemplación y de la mística cristianas. Vuestra Santidad ha exhortado en muchas oportunidades a los sacerdotes a ser asiduos adoradores, a visitar a Jesús Sacramentado. Será esta mística la que dará profundidad a nuestro servicio evangelizador y dé una caridad operante hacia los más pobres y vulnerables de la historia. La contemplación gratuita de Cristo en sus misterio pascual será el mejor manantial para ser una “Iglesia en salida”, para llevar la unción a las “periferias geográficas y existenciales”.

 

Como señaló en varias ocasiones nuestro querido Papa emérito Benedicto XVI, la mística cristiana no es un camino para almas sofisticadas. Es por el contrario una invitación para todo el pueblo creyente. El creyente cristiano y católico necesita en esta hora de la historia de ejemplos vivos de vidas contemplativas de Cristo.

Pensamos, Santo Padre, que la difusión de las enseñanzas de santa Gertrudis contribuirán a realizar su deseo de “que los años por venir estén impregnados de misericordia para poder ir al encuentro de cada persona llevando la bondad y la ternura de Dios”, para que “a todos, creyentes y lejanos, pueda llegar el bálsamo de la misericordia como signo del Reino de Dios que está ya presente en medio de nosotros” (Misericordiae Vultus 5).

Hago propicia esta ocasión para transmitirle el afecto y la oración del pueblo católico de Chile por su persona y confiar su ministerio a la intercesión maternal de Nuestra Señora del Carmen, así como reiterar nuestra ilusión de que prontamente nos visite.

 

+ Ricardo Card. Ezzati Andrello

Arzobispo de Santiago

Presidente

Conferencia Episcopal de Chile

 

+ Cristian Contreras Villarroel

Obispo de Melipilla

Secretario General

Conferencia Episcopal de Chile

 

______________________________________________________________________

Echaurren Nº 4 – Casilla 517 – V Correo 21 – Fon 2–2347 0900 – Fax 2-2698 1416 -. Santiago de Chile – www.iglesia.cl